//
you're reading...
2007

Carlos Figari, Elsa Ponce, Horacio Machado, Alejandro Haber. “Una verdad incómoda”, en Catamarca actual, diciembre de 2007

Figari, Carlos, Elsa Ponce, Horacio Machado, Alejandro Haber. “Una verdad incómoda”,  en Catamarca actual, diario digital, 13/12/2007

“Una Verdad incómoda”

Durante el acto oficial de asunción de las (no tan) nuevas autoridades provinciales, un grupo de personas nos acercamos hasta el predio ferial con banderas y pancartas que, bajo el lema “El agua vale más que el oro”, expresaban nuestro rechazo al grave proceso de destrucción y despojo socioambiental que implica la minería a gran escala y que la administración estatal de turno pretende imponer como ‘modelo de desarrollo’.

Como nos indica el legado del pensamiento sociológico, las verdades más profundas de la sociedad, la complejidad inherente a su naturaleza, se encuentran condensadas y manifiestas en los hechos y gestos más cotidianos y aparentemente insignificantes. En tal sentido, puede resultar muy revelador detenerse un momento a analizar las actitudes y gestualidades asumidas por los diferentes estamentos de políticos, funcionarios, ‘técnicos’ e integrantes de la burocracia gubernamental en general mientras hacían su ingreso al predio, en el marco de una pasarela inesperadamente ornamentada con nuestra presencia y nuestros carteles.

Ante el desconcierto generado, lo primero que se activó fue el lamentablemente siempre vigente reflejo represivo de la lógica estatal: un exagerado número de policías se agolpó ante nosotros y ‘amablemente’ nos comunicó que debíamos retirarnos hacia fuera del predio alegando un extraño ‘protocolo de seguridad’, pese a que nosotros estábamos en la amplia entrada del mismo, sin obstruir el paso, en ‘silencio’ y ‘orden’ como les place exigir.

Ya con los efectivos policiales tolerando nuestra permanencia, la actitud predominante de funcionarios, ‘técnicos’ y políticos ingresando frente a nuestras pancartas fue la de una manifiesta incomodidad: acelerar el paso, desviar la mirada, adoptar una artificial postura de ‘distracción’, en fin, gestualidades que se asumen ante situaciones incómodas. Pocas veces las miradas se posaban de manera directa sobre nuestros cuerpos y carteles; todo era de ‘reojo’, mirando para otro lado. Rostros descompaginados, sonrisas forzadas y hasta algún saludo ‘apresurado’, como furtivo, de algún conocido que, de todas maneras, también hubieran deseado evitar el momento.

La incomodidad generada provocó más tarde infantiles maniobras elusivas que ‘libraran’ a los ‘funcionarios más importantes’ de semejante molestia. Pero, como el despliegue policial, estas artimañas sólo desnudaban el ridículo y sobrevaluaban nuestra presencia. Poco cambió la escena con la llegada de la comitiva principal del gobernador: despliegue policial, intentos de ocultamiento, miradas al vacío, rostros adustos. Se trataba de tapar, o bien ya de ‘hacer que no se ve’.

Más directa y enérgica fue esta estrategia cuando pretendimos ingresar al predio. El cordón policial armado de inmediato nos hacía saber que nuestra condición de ingratos era intolerable ya al interior del acto. El subcomisario Martínez, a cargo del operativo de seguridad, según nos dijo, argumentó que en el acto no se podían permitir ‘manifestaciones’, honestidad brutal que da cuenta del raquitismo de nuestra democracia. Peor aún, el acto necio de ‘no ver’ le hacía decir al subcomisario que no podíamos entrar con nuestras ‘peligrosas’ banderas de lienzo ecológico y afiches, aún cuando en el mismo momento ingresaban de manera masiva los seguidores del oficialismo (‘voluntariamente’ llevados en dos colectivos) con sus bombos y pasacalles de envidiable porte y prolijidad.

De todas maneras, más que enfocar la cuestión en el cotidiano ejercicio de la arbitrariedad que produce sistemáticamente una legalidad para ‘seguidores’ y otra para quienes rechazan el dictamen de ‘agachar la cabeza’ como pregona cierto ministro, creo más importante señalar el carácter sintomático de las actitudes mayoritariamente asumidas por el conjunto del ‘cuerpo pensante y actuante’ del gobierno.

Ante una verdad incómoda, la actitud prevaleciente de intentar taparla, ocultarla, ‘hacerse el distraído’ y ‘mirar para otro lado’ no es seguramente la más razonable. La enajenación sacrificial de nuestro patrimonio natural en el ‘altar del desarrollo minero’ parece ser una verdad demasiado incómoda para sus responsables directos e indirectos, por acción u omisión.

Ciertamente construir colectiva y democráticamente un modelo de desarrollo realmente sostenible y justo no es una tarea fácil. Esa vía seguramente es más exigente que aplicar las recetas y dictámenes de voluntades externas: requiere extremar nuestra inteligencia, descolonizar nuestras mentes y nuestras prácticas, proyectar una identidad autónoma. Un paso clave en esa dirección es empezar a ver lo que no se quiere ver.

  

About carlosfigari

PhD in Sociology (IUPERJ/Rio de Janeiro) University of Buenos Aires, Faculty of Social Sciences, Study Group on Sexualities, Gino Germani Research Institute National Scientific and Technical Research Council (CONICET)

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

IASSCS

Blog Stats

  • 40,277 hits

Networks

El Teje Magazine

the first Latin American transvestite newspaper

Soy Magazine, Página 12

Boquitas pintadas

Boquitas Pintadas /blogs.lanacion.com

Fragmented library

Queer studies, feminism and gender dissidents

Body and Politic

Nadia Echazú Worker cooperative

Worker cooperative school for transvestites and transsexuals

Worker cooperative school for transvestites and transsexuals

Mocha Celis Popular Transgender high school

Mocha Celis, the first transgender high school in the world

Marlene Wayar

MW: First Contributions to a Trans Latin American Theory

GID Reform Advocates

Because our identities are not disordered

(STP) international campaign

Stop Trans Pathologization

lunaticxs

Slow Science

%d bloggers like this: